Loading…

Cómo sacarle partido a los comparadores de seguros

Buscar algo por internet parece sencillo, aunque puede llegar a ser un proceso muy complicado por el exceso de información que hay que digerir. A todos nos ha pasado: buscas una freidora de patatas y acabas siendo un experto del aceite de palma. Imagínate que te pasa esto buscando un seguro para tu coche. Podrías llegar a convertirte en la persona más aburrida del mundo, un experto en seguros 😜.

Bromas aparte, por este exceso de información y para facilitarte la vida, nacen los comparadores de seguros. Una página donde con sólo rellenar un “pequeño” formulario, puedes conseguir toda la información que necesitas. ¿Toda? ¿Estás seguro?

Los comparadores de seguros intentan ser lo más veraces posible con la información que muestran a sus usuarios, pero tienes que tener cuidado, ya que muchas veces las compañías aseguradoras no juegan limpio.

Es mejor tomarte los precios como orientativos o te llevarás una sorpresa desagradable. Estas ofertas suelen incluir descuentos que luego no aplican a todo el mundo o productos descafeinados (sin asistencia en carretera, con capitales mínimos en las indemnizaciones o franquicias súper altas) y a la hora de contratar (que es cuando tienes que hablar con la compañía) descubres que el producto no se adapta a tus necesidades. Y esto si tienes suerte, ya que te podrías dar cuenta después de contratar el seguro, a la hora de tener que utilizarlo 😠.

Para evitar que todo esto te ocurra, utiliza las herramientas que estos sites ponen a tu disposición. Puedes filtrar por tipos de cobertura, comparar varias aseguradoras, guardarte el presupuesto como prueba ante la aseguradora, o incluso denunciar estas malas prácticas al propio comparador. Ellos tomarán cartas en el asunto, no estarás desprotegido.

Y recuerda que las ofertas más baratas que veas en el comparador de seguros pueden ser menos realistas que otras que aparentemente son más caras, pero que te dan el precio final sin trampas. No descartes ninguna desde el principio y llama a las compañías para que te aclaren los detalles.

Y tú, ¿cómo adaptas los comparadores a tus necesidades? ¿tienes algún otro consejo para ser un comprador informado?

Deja un comentario

-->