Loading…

5 coberturas imprescindibles en tu seguro de coche

El mundo de los seguros no puede presumir de ser precisamente sencillo. Hay mucha jerga que puede llegar a ser abrumadora y francamente aburrida 😩. Por eso, y por la idea de que “todos los seguros son iguales”, a la hora de comparar y contratar muchos se decantan por el precio más económico, sin mirar bien las coberturas que incluyen y la letra pequeña. ¡ERROR!

 

Aunque tengas claro qué modalidad de seguro quieres (a terceros, a todo riesgo, etc), éstos no siempre son iguales en todas las compañías. Para que no te lleves un disgusto cuando vayas a “utilizarlo”, a continuación te vamos a contar cuáles son las coberturas en las que te tienes que fijar y para qué sirve cada una. Apunta, apunta…🤓

Coberturas mínimas en un seguro a terceros

Responsabilidad civil obligatoria: Incluye todos los daños personales (atención sanitaria o indemnización por lesión, etc.) y materiales (desperfectos en el vehículo o daños a la carretera, etc.) que causes a un tercero en caso de accidente. Un tercero puede ser una persona, una empresa o un objeto, pero con esta cobertura tu aseguradora cubrirá cualquier daño que hagas a estos hasta 50 millones de euros.

Responsabilidad civil voluntaria: Es voluntaria porque la Ley no obliga a contratarla, pero viene incluida en todas las modalidades de seguro. Simplemente es una ampliación de la responsabilidad civil obligatoria, hasta los 70 millones de euros.

 

Seguro del conductor: Recomendamos que además de cubrir los daños a terceras personas, tu póliza incluya una cobertura mínima para el conductor, que de otra manera no estará cubierto. Incluye los daños personales como asistencia sanitaria e indemnizaciones en caso de invalidez o fallecimiento. Aquí lo que varía de una compañía a otra es la cantidad asegurada. Al menos, deberían de ser de 6.000 a 9.000 € para cubrir los gastos sanitarios, y el doble en caso de invalidez o fallecimiento. Recuerda que no son seguros puros de vida o accidentes, ya que sólo te cubren en caso de un accidente de tráfico.

Asistencia en viaje desde km 0: Esta cobertura es el complemento ideal para tu seguro. Se puede utilizar tanto en caso de accidente, de avería o incluso por enfermedad o indisposición del conductor. Te debes fijar, sobre todo, en que te cubra desde el km.0 (el caso más normal es quedarse sin batería en el coche), que el radio de acción para llevar el coche al taller sea lo suficientemente amplio (recomendamos que al menos cubra 90 kms en el día) y fijarse bien en el límite de asistencias al que tienes derecho (muchos seguros las limitan para poder ofrecer precios más baratos. Además, si normalmente viajas con tus mascotas grandes, fíjate bien en si esta cobertura hace referencia a las mismas, porque si no, no estarán cubiertas y tendrás problemas.

Defensa jurídica: Esta es una cobertura muy útil, ya que se refiere a la reclamación de daños o defensa de tus intereses en caso de accidentes. Ya sea una reclamación amistosa o si tienes un accidente en el que surgen complicaciones y posibles disputas. La aseguradora, en este caso, te asignará un abogado especializado que se encargará de defender tus intereses.

¿Y si tu coche es nuevo y quieres un seguro muy completo? ¿O si es un segundo coche que usas muy de vez en cuando?

Como cada llamada que recibimos en nuestro Call Center, cada caso es diferente, ¡y nuestros consejos también! Por eso, además de estas coberturas imprescindibles, en el próximo post te contamos lo que debes incluir en el seguro para un coche nuevo o uno más antiguo.

 ¿Qué es drive&win? www.driveandwin.es

 

Deja un comentario

-->